‘El Paisa’ sale de zona veredal, pero sigue en proceso de reincorporación

30 Oct ‘El Paisa’ sale de zona veredal, pero sigue en proceso de reincorporación

El ex jefe de la columna Teófilo Forero, la responsable del secuestro de los diputados del Valle y del atentado contra el club El Nogal, está en desacuerdo con las directrices del partido político de la exguerrilla. Gobierno desmiente que haya desertado.

Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa.Archivo

La inesperada salida de la zona veredal de Miravalle (Caquetá) de Hernán Darío Velásquez, exjefe guerrillero que usaba el alias de El Paisa, generó gran revuelo este viernes en el país.

Y no es para menos. Velásquez era considerado como uno de los miembros más sanguinarios de la desmovilizada guerrilla de las Farc, en la cual llegó a ser comandante de la columna móvil Teófilo Forero, la misma que propinó varios de los más repudiados golpes militares del grupo armado ilegal que este año dejó las armas. Para citar solo dos ejemplos, a él se le atribuye el liderazgo en operaciones como el secuestro de los diputados del Valle (2002) y el atentado contra el club El Nogal, ocurrido el 7 de febrero de 2003.

En un primer momento, se dijo este viernes que El Paisa había escapado, pero el Gobierno le salió al paso a los rumores y aseguró que ya tenía conocimiento de la salida del cabecilla, que ello no implñicaba deserción y que incluso los exguerrileros no necesitan autorización para moverse dentro y fuera de estas zonas.

El Espectador conoció que Velásquez, aunque sigue vinculado al proceso de reincorporación a la vida civil, renunció a su pertenencia al partido político de Farc. Fuentes aseguraron a este medio que su salida se da, porque “no está de acuerdo con la manera como se está guiando el partido político, es un marxista leninista de vieja guardia, se declara fiel a los preceptos del viejo Manuel Marulanda”. Además de él, otras doce personas también salieron de la misma zona veredal, incluyendo dos mandos medios de la Teófilo Forero.

Según Pastor Alape, miembro del Consejo Político del partido de la Farc, El Paisa habría expresado que no se siente en condiciones de estar al frente del espacio territorial, dados los incumplimientos del Gobierno, pero dejó claro que no renunciará ni a la organización ni al proceso de paz.

(Lea aquí: ‘El Paisa’, un objetivo clave).

La gente del movimiento político de Farc puede salir de los espacios territoriales de capacitación, los cuales, desde un comienzo, fueron diseñados para facilitar el proceso de desarme y el inicio de la reincorporación”, dijo el Alto Comisionado para la Paz. También aclaró que mañana se realizará una reunión con funcionarios de la Oacp y de la ARN para hacer seguimiento de los proyectos productivos que se están realizando en la zona.

El rumor inicial de que el que fuera el comandante de la columna móvil Teófilo Forero desde 1995, que operó en el sur del país, hubiera desertado del proceso de paz se dio por la cantidad de exguerrilleros que han dejado el proceso para seguir delinquiendo. Hasta el momento, según un balance hecho por la Fundación Paz y Reconciliación, en Guaviare, el sur del Meta y Caquetá (donde estaba alias El Paisa) hay 400 disidentes de las Farc.

(Le puede interesar: La realidad sobre las disidencias de las Farc).

El Paisa, a quien se le acusa de ser responsable del secuestro de los doce diputados del Valle, tiene un largo prontuario criminal. Sus inicios datan de la época de Pablo Escobar cuando hizo parte del grupo de sicariosdel narcotraficante antioqueño. Debido a las amenazas que tenía en su contra, en 1982, con 19 años, se unió a las Farc, esperando encontrar protección en la guerrilla.

Primero pasó por los frentes 1 y 16, así como en la red urbana en Bogotá. Siete años después de su ingreso a la guerrilla, el 4 de enero de 1989, fue detenido en Kingston (Jamaica) por tráfico de armamento, pero, al volver a Colombia, fue puesto en libertad por asuntos de procedimiento.

(También: Los cuestionamientos sobre la llegada de ‘El Paisa’ a la mesa de negociación).

También se le acusa de taque a la base militar de Las Delicias en 1996; del asesinato del representante a la Cámara Diego Turbay Cote y cinco personas que se encontraban con él, entre ellas su madre Inés Cote, en 2000; del secuestro de la excongresista Gloria Polanco y sus hijos en 2001; del secuestro del senador Jorge Gechem Turbay en 2002, y de la bomba en el Club El Nogal en Bogotá, atentado en el que murieron 36 personas.

No Comments

Post A Comment