El futbol colombiano cumple 70 años

15 Ago El futbol colombiano cumple 70 años

Santa fé campeón (1948)

A las 11 de la mañana del domingo 15 de agosto de 1948, en la cancha del hipódromo de San Fernando en Itagüí (Antioquia), con un partido entre Atlético Municipal de Medellín y Universidad Nacional de Pereira, comenzó el fútbol profesional en Colombia. Cuatro meses antes habían asesinado a Jorge Eliécer Gaitán y la violencia partidista hacía de las suyas, pero el espectáculo del fútbol irrumpió en los estadios para canalizar pasiones hacia un atrayente entorno de franca competencia deportiva.

Ese encuentro terminó 2-0 en favor del local, con goles de Rafael Serna de pena máxima, al minuto 15, y Carlos Pájaro Rodríguez, cuando el reloj del árbitro Elías Coll marcaba el minuto 38. De Serna se dice que fue tío abuelo de Mauricio Chicho Serna, estelar de Nacional y Boca Juniors en los años 90 y principios del siglo XXI; y de Coll, que fue el padre de Marcos Coll, autor del único gol olímpico en los mundiales, y abuelo de Mario Coll, que jugó con Júnior de Barranquilla y América en los años 80.

Ese primer campeonato fue posible gracias a un grupo de directivos y empresarios encabezados por Humberto Salcedo Fernández y Alfonso Senior Quevedo, quienes a pesar de la férrea división entre la Dimayor y la Adefútbol, impusieron su criterio sobre el de las ligas aficionadas y armaron el torneo con 10 equipos. La primera estrella fue para Santa Fe que nunca soltó la punta. Derrotó a Millonarios en el primer clásico bogotano por 5-3 y por cuatro puntos de ventaja le ganó el campeonato a Júnior.

Fue tal el éxito de ese torneo, que al año siguiente subió a 14 el número de participantes y comenzó la época de El Dorado que, entre 1949 y 1953, vio pasar por Colombia a grandes luminarias del fútbol suramericano. Dominó Millonarios con cuatro estrellas para el equipo de Adolfo Pedernera, Néstor Raúl Rossi, Francisco Cobo Zuluaga o Alfredo Di Stéfano, pero Deportes Caldas le arrebató el título de 1950, sumando entre sus filas al primer jugador que hizo historia en el balompié nacional: Carlos Arango.

Con él cobró forma una de las escuelas de formación de futbolistas: Santa Marta. No sólo fue campeón con Caldas, sino también con Medellín en 1955, Santa Fe en 1958 y Millonarios en los 60. Pasó por el Morelia de México y terminó en Venezuela. Un auténtico crack en un torneo de ídolos extranjeros. En Cali con “El rodillo negro” que convocó a media selección Perú, en Boca Juniors de la misma ciudad acariciando títulos o en Santa Fe que tuvo en sus filas a René Pontoni y Ángel Perucca.

Cuando cayó el telón de El Dorado fue el turno para los antioqueños. Nacional en 1954 con el mundialista argentino Fernando Paternóster en la conducción técnica y Humberto Turrón Álvarez como figura y emblema. Y luego Medellín en 1955 y 1957, con Efraín Caimán Sánchez en el pórtico y el estelar José Manuel Charro Moreno en la cancha o la estrategia. El título solitario de 1956 para Quindío con Jaime Manco Gutiérrez o Ricardo Pibe Díaz entre sus nacionales consagrados, y de nuevo Santa Fe y Millonarios.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.