Soldado torturó, abusó y sobornó a una menor de edad en Montenegro.

28 Ago Soldado torturó, abusó y sobornó a una menor de edad en Montenegro.

El individuo se aprovechó de unas fotos íntimas para obligar a la víctima a viajar desde Santuario, Risaralda, hasta el Quindío.

Fueron tan graves el maltrato y los abusos que el soldado regular Alcibiades Ramírez Quimbay le hizo a una menor de edad, que había tomado como supuesta compañera sentimental, que tuvo que ser internada en una clínica siquiátrica.

El sujeto fue capturado y por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez penal municipal de control de garantías le impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, como presunto responsable de los delitos de tortura en concurso homogéneo y sucesivo, acceso carnal violento en concurso homogéneo y sucesivo, y soborno.

Los aberrantes hechos se registraron en el Quindío, hacia donde la adolescente viajó desde Santuario, Risaralda, el 12 de abril del presente año, por solicitud del individuo.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, en la localidad risaraldense se conocieron el 12 de febrero último e iniciaron una relación de pareja, pese a que ella es menor de edad.

Sin embargo, todo transcurría con aparente normalidad, había cordialidad y amabilidad en el trato del uniformado hacia la joven. Tras algunos días de relación, Ramírez Quimbay le pidió que le enviara unas fotos íntimas, que la víctima jamás imaginó que serían el inicio de su calvario.

Con esas imágenes, el individuo la obligó a viajar a la terminal de transportes de la capital quindiana, o de lo contrario las haría públicas.

La menor accedió a dicha pretensión y desde allí fue llevada hacia Montenegro.

Desde ese momento, el hombre supuestamente cambió su comportamiento radicalmente, comenzó a tornarse agresivo e inclusive pidió a la víctima cambiar su aspecto físico, dejar sus amistades y no usar el teléfono celular.

Alcibiades habría iniciado entonces un maltrato sicológico e incluso la obligó a desnudarse frente a su hermano y la compañera sentimental.

De acuerdo con los testimonios recibidos en las investigaciones, las agresiones siempre iban en aumento y el pasado 28 de abril, en un hotel de Montenegro, el soldado golpeó a la menor, le hizo cortes en un brazo y una pierna con una cuchilla y le inscribió sus iniciales en el cuerpo. Posteriormente, la llevó a una peluquería y pagó para que le cortaran el pelo y una de las cejas, con el argumento de que así nadie se fijaría en ella.

De ese modo, el señalado fue presentado en las audiencias preliminares en las que fue legalizada su captura, le fueron imputados cargos y enviado a prisión.

Durante las diligencias, el ente acusador presentó evidencias que demostrarían que el nivel de presión, maltrato y amenaza de muerte fue tan alto, que la menor de edad fue internada el 20 de junio último en una clínica siquiátrica para recibir tratamiento.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.