Corte Suprema aplaza la indagatoria del senador Álvaro Uribe.

31 Ago Corte Suprema aplaza la indagatoria del senador Álvaro Uribe.

La diligencia estaba programada inicialmente para el 3 de septiembre, pero todavía está en estudio la recusación que Uribe presentó en contra de sus investigadores, así como dos nulidades. Aunque el exmandatario anunció que la retiraría, la petición formal no ha llegado al alto tribunal.

Así lo decidió la Sala de Instrucción II de la Sala Penal del alto tribunal que lleva el caso. ¿La razón? La recusación que presentó el expresidente en contra de los magistrados que lo investigan José Luis Barceló, Fernando Castro y Luis Antonio Hernández. Los juristas ya respondieron, negaron el recurso, aseguraron que son imparciales y que Uribe tendrá todas las garantías de ley en el proceso. Sin embargo, el trámite ahora lo examina la Sala de Instrucción III, compuesta por magistrados diferentes, que deberá zanjar el asunto.

Es decir, la Sala de Instrucción III definirá de una buena vez sí hay impedimento como alega la defensa de Uribe o si no lo hay, como alegan los magistrados investigadores. Aunque el expresidente anunció por redes sociales que ya no estaba interesado en la recusación y que desistía de ella, lo cierto es que a la Corte Suprema no ha llegado manifestación alguna. Por eso, los tiempos siguen suspendidos y la diligencia no se podrá realizar el próximo lunes como estaba previsto.

En un comunicado, la Corte Suprema explicó que  además del pronunciamiento de la Sala de Instrucción III, “los magistrados en quienes recaiga la competencia para continuar la investigación deberán responder previamente dos solicitudes: una de nulidad del proceso formulada por el representante Prada Artunduaga y, otra, de reconocimiento como parte civil presentada por el senador Iván Cepeda Castro“.

Igualmente, explicó la Corte que recibió de parte de la Fiscalía “los registros de audio y los últimos informes de las interceptaciones telefónicas” y que ya entregó todo el material probatorio del caso a los abogados de los dos congresistas, para que ejerzan debida e integralmente su derecho de defensa al rendir explicaciones en las indagatorias y lo que reste del proceso”.

Uribe Vélez es investigado, al igual que el congresista Álvaro Hernán Prada, por supuestamente buscar acercamientos irregulares con el testigo estrella de las investigaciones que se le siguen por presunto paramilitarismo: Juan Guillermo Monsalve. Esta investigación contra Uribe sacudió al país a finales de julio pasado y remite a una vieja pelea entre el expresidente y el senador Iván Cepeda, quien hizo el 17 de septiembre de 2014 un debate sobre el paramilitarismo en Antioquia y divulgó los testimonios de dos excombatientes que hicieron señalamientos al expresidente Álvaro Uribe.

Como se sabe, ese mismo día, Uribe acudió a la Corte y denunció a Cepeda por abuso de función pública, fraude procesal y calumnia. Cuatro años después la Corte se abstuvo de investigar a Cepeda y ordenó hacerlo contra Uribe por manipulación de testigos. Luego, en febrero de este año se abrió otro caso contra el expresidente luego que el abogado Reinaldo Villalba denunciara que Monsalve estaba recibiendo mensajes y visitas de personas con el propósito de que cambiara su testimonio.

Uribe recusó a los magistrados Castro, Barceló y Hernández argumentando que no son imparciales porque fueron los mismos que le archivaron la investigación al senador Iván Cepeda Castro y que compulsaron copias en su contra. En respuesta, los magistrados reiteraron que la Sala “no tenía opción distinta que compulsar copias para verificar la real ocurrencia de tal conducta, determinar las circunstancias de todo orden en que habría sido cometida y si la misma era constitutiva de algún delito”.

Los juristas indicaron que ese era su deber como servidores públicos. Y aseguraron que, si bien la defensa del senador Uribe puede encontrar ese hecho como una “opinión indeseada” o un “prejuzgamiento“, en realidad no lo es. De acuerdo con la Sala, además, compulsar copias apenas es un trámite que da inicio a una nueva investigación en la que se deberá decidir si hay lugar o no a abrir indagación previa en primer lugar.

“Es evidente que el defensor ha realizado conexiones causales artificiales entre procesos para referirse a un prejuzgamiento que no existe, y aclarado que la investigación actual no tiene origen en actuaciones precedentes, tampoco puede aceptar que la Sala haya incurrido en conductas que atenten contra el principio de imparcialidad por haber conocido una indagación preliminar en la cual el doctor Uribe, ahora procesado, fue denunciante y la cual se decidió en sentido contrario a sus obvias pretensiones”.

Por otro lado, la Corte señaló que no ha buscado que este proceso se convierta en otro caso de “justicia mediática o de opinión”. “Defiende con celo su autonomía e independencia y hará lo que corresponde en el marco de la Constitución, la Ley y los principios políticos en que se sustenta el Estado. El senador Uribe Vélez tiene plenas garantías de que así será. Como las ha tenido cuando las decisiones, en otras actuaciones, le han sido favorables”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.