“Hoy sentimos un dolor muy grande por la pérdida de nuestros familiares (…) Lo que le pasa a uno por no tener vivienda en este país y querer un techo. El drama que estamos viviendo es enorme”

22 Oct “Hoy sentimos un dolor muy grande por la pérdida de nuestros familiares (…) Lo que le pasa a uno por no tener vivienda en este país y querer un techo. El drama que estamos viviendo es enorme”

En Barrancabermeja, un fuerte aguacero produjo una avalancha que dejó nueve fallecidos.

Los habitantes del asentamiento urbano Bellavista, en el barrio San Silvestre de Barrancabermeja, se arremolinaron sobre las márgenes de sus calles destapadas para, en medio del llanto y el dolor, despedir los cuerpos de las nueve víctimas fatales que dejó ayer un deslizamiento de tierra causado por las precipitaciones de la madrugada.

La emergencia se presentó sobre las 4 de la mañana, cuando un fuerte aguacero provocó el desprendimiento de un cerro que rodeaba esta invasión y produjo una avalancha de tierra, que sepultó cuatro viviendas habitadas por aproximadamente 11 personas.

“Hoy sentimos un dolor muy grande por la pérdida de nuestros familiares, que quedaron enterrados en el ranchito. Lo que le pasa a uno por no tener vivienda en este país y querer un techo. El drama que estamos viviendo es enorme”, relató Eduardo López, familiar de uno de los fallecidos.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, entre los muertos hay cinco menores de edad y cuatro adultos. Otros tres niños fueron rescatados bajo los escombros y dejados al cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

A la zona de la tragedia llegó un grupo de 211 rescatistas, entre miembros del Ejército, Policía y Defensa Civil, para adelantar las labores de búsqueda de tres personas que, según los organismos de socorro, siguen atrapadas. “Ya tenemos instalado un puesto de mando unificado, acompañado de la Alcaldía de Barrancabermeja, Defensa Civil y demás autoridades, para evaluar la situación, y la administración departamental pueda activar todos los canales de ayuda. Desde el Gobierno Nacional también fue habilitada la Unidad de Gestión de Riesgo para atender este incidente que enluta la región”, indicó Didier Tavera, gobernador de Santander.

Ante la gravedad del deslizamiento, la Alcaldía de Barrancabermeja decretó la calamidad pública y habilitó un albergue temporal en la zona recreacional del Instituto para el Fomento del Deporte del puerto petrolero (Inderba), a fin de acoger a los damnificados de este asentamiento, que fue evacuado completamente ante el riesgo de erosión presente en el terreno.

Durante un consejo local de gestión del riesgo, en el cual participaron Eduardo González, director de la Unidad Nacional de Desastres, las autoridades decidieron adelantar un censo de los afectados, revisar las condiciones en que esta población se radicó en el sector y ofrecer una solución de vivienda.

Ya hemos determinado la reubicación de estas familias mientras pasa la emergencia y una vez hecha una valoración del sitio para determinar qué más sigue. Se convocó una reunión con autoridades locales y departamentales, y se decretó la calamidad pública a fin de conseguir los recursos necesarios para responder a este incidente, del que aún no hemos determinado un total de damnificados”, precisó Elizabeth Lobo Gualdrón, alcaldesa (e) de Barrancabermeja.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.