GEB sembró 33.000 árboles; comunidad dice que compensación no es suficiente

07 Mar GEB sembró 33.000 árboles; comunidad dice que compensación no es suficiente

La reforestación se llevó a cabo en la reserva Barbas Bremen tras instalar en el Quindío el proyecto de energía Upme 02 de 2009.

Dentro de los trabajos de compensación ambiental de GEB, se construyó un mirador para que los visitantes a la reserva realicen avistamiento de aves.

El Grupo Energía Bogotá, GEB, llevó a cabo la siembra de 33 mil árboles nativos en 45 hectáreas de la reserva natural Barbas Bremen como parte de la compensación ambiental tras instalar el proyecto Upme 02 de 2009. La comunidad señala que esto no es suficiente frente al impacto de electromagnetismo que se generaría una vez se pongan en funcionamiento las torres.

GEB señaló que trabajan en iniciativas que promueven la conservación de la biodiversidad. “La reserva es uno de los secretos mejor guardados de esta región, que se caracteriza por sus bosques húmedos, sus cuencas, ríos y quebradas y una rica y variada flora y fauna y un sitio ideal para el avistamiento de aves y el ecoturismo”.

“Con el fin de proteger este paraíso natural, el Grupo Energía Bogotá, con el liderazgo técnico-científico del instituto de investigación de recursos biológicos Alexander von Humboldt y la coordinación de las Corporaciones Autónomas Regionales, CAR, de Quindío y Risaralda, está desarrollando diferentes actividades entre las que se destacan la reforestación y siembra de 45 hectáreas con más de 33 mil árboles nativos para el manejo integral del recurso hídrico”, añadió.

La empresa destacó que además construyeron la ‘Guía para la restauración ecológica de la región subandina, caso: distrito de conservación de suelos Barbas Bremen’, documento técnico para el manejo de la biodiversidad y la conservación de cuencas, humedales, fauna y flora de este distrito.

“Con el trabajo en conjunto realizado con la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, se realizó una compensación voluntaria, por medio de un convenio operado por la corporación Mundo Novo, con el que se mejoró la infraestructura física del sendero de la reserva con una limpieza de 600 metros. Igualmente, debido a que la reserva Barbas Bremen fue declarada a nivel nacional como un área de importancia para la conservación de las aves, se construyó un mirador de dos niveles para la poder realizar su avistamiento”, indicó GEB.

Astrid Álvarez, presidente del Grupo Energía Bogotá, expresó: “Para nosotros es fundamental llevar progreso a los territorios donde tenemos presencia y fomentar iniciativas que protejan el medio ambiente”.

“Todavía no está el estudio de electromagnetismo”

Felipe Mantilla, habitante de la vereda Barcelona Alta  de Circasia —zona por la que pasa el proyecto Upme 02 de 2009—, señaló que no están de acuerdo con la compensación ambiental, pues aún la empresa no les presenta un estudio sobre el electromagnetismo que producen las cuerdas que transportarán la energía.

“Vemos que no hay nada que compense eso y la GEB parece no prestarle atención al tema. Hay estudios que dicen que la fauna no cruza debajo de esas cuerdas por la alta tensión. Las redes ya están tendidas, pero aún no pasa la intensidad de energía, esperen que esté en funcionamiento”.

Mantilla explicó que hace tres años la GEB le ofreció a la comunidad compensaciones ambientales por $12 millones y después subieron a $20 millones con dos opciones: parques biosaludables para la tercera edad y reforestación alrededor de un nacimiento.

“Estamos más de acuerdo con que se hiciera compensación ambiental en otros aspectos como un problema que hay con un poso séptico, ellos estaban mirando si podían financiar eso, pero en este momento no hay Junta de Acción Comunal, JAC, lo que se presta para el juego”.

Advirtió: “Estamos a la espera de qué va a pasar cuando empiecen a operar las redes de 240 mil voltios, que se tiene estimado que sea para finales de este año”.

El proyecto aún no entra en operación

El Grupo Energía Bogotá señaló que la construcción del proyecto Upme 02 de 2009 tiene como objetivo brindar un servicio de energía eléctrica más confiable y seguro a los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda. Comprende más de 38 kilómetros de líneas de transmisión de energía y la construcción de la subestación Armenia.

La Empresa de Energía del Quindío, Edeq, y la Central Hiodroeléctrica de Caldas, Chec, expresaron que es importante que se ponga en funcionamiento, pues una nueva demora en su entrada en operación pondría en riesgo el suministro confiable en la prestación del servicio en los departamentos del Eje Cafetero.

Carolina Quintero Gil, gerente de la Edeq, indicó que la entrada en operación “es muy importante porque nos habilita a mejorar cada vez la confiabilidad de nuestro sistema, requerimos en el Quindío no solamente estar conectados al sistema de transmisión regional, sino al sistema de transmisión nacional, lo cual mitiga cualquier tipo de riesgo en la operación en caso de que tenga novedades en el sistema de transmisión regional”.

Aldemar Garay, gerente del proyecto, manifestó que “uno de los más beneficiados será el departamento del Quindío, que cuenta actualmente con 191 mil usuarios del servicio, que representan una población de 550 mil habitantes”.

Anotó que con el proyecto, “GEB le apuesta al desarrollo de la región, no solo con la construcción de infraestructura eléctrica sino con iniciativas sociales y ambientales, que impactarán positivamente las comunidades aledañas”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.