José Bayron Piedrahita aceptó cargos en EE.UU. y Argentina lo quiere extraditado

14 Jun José Bayron Piedrahita aceptó cargos en EE.UU. y Argentina lo quiere extraditado

En el proceso por un presunto lavado de activos también están involucrados el exfutbolista Mauricio el “Chicho” Serna, y la viuda y el hijo de Pablo Escobar, María Isabel Santos y Sebastián Marroquín.

La justicia argentina le imputó el delito de lavado de activos al narcotraficante José Bayron Piedrahita y lo pidió en extradición a las autoridades colombianas. Según un juzgado del país austral, Piedrahita, alias el Árabe, habría puesto en circulación en el “sistema financiero argentino, bienes provenientes de maniobras de tráfico de estupefacientes” y, a través de diferentes maniobras, hizo pasar estas operaciones como lícitas, en asocio con el exfutbolista Mauricio Chicho Serna, Victoria Henao y Juan Pablo Escobar, la viuda y el hijo mayor del jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar.

“A raíz de esa presentación y en parte, a través del intercambio de bienes que efectuara (Piedrahita) con Mauricio Serna, que denominaran ‘cambalache’, Piedrahita Ceballos logró ingresar al mercado financiero argentino más de tres millones de dólares y un millón y medio de pesos argentinos, los cuales se sospecha obtuvo por medio de las maniobras narcocriminales que llevó adelante desde —cuanto menos— la década de 1990”, se lee en el documento judicial de la justicia argentina. El ‘cambalache’ consistiría en que Mateo Corvo Dolcet, empresario argentino, ayudaba a Serna a vender inmuebles que Piedrahita compraba con dineros del narcotráfico, procurando dar apariencia de legalidad a todo el proceso.

Piedrahita, oriundo del Bajo Cauca antioqueño y también apodado El Patrón de Caucasia, se encuentra preso en Estados Unidos por sobornar al agente federal de ese país Christopher Ciccione. Con USD$20.000 en efectivo, citas en lujosos hoteles de Bogotá, fiestas, alcohol y mujeres, el Árabe convenció al funcionario judicial estadounidense de usar su posición oficial para que influyera en su favor sobre los funcionarios del Departamento de Estado que lo tenían en la mira.

El narcotraficante antioqueño fue extraditado a Estados Unidos en abril de este año, después de que la justicia colombiana lo capturara en septiembre de 2017 y le imputara cargos por lavado de activos, concierto para delinquir y cohecho por dar u ofrecer. “El Patrón de Caucasia” aceptó el cargo de soborno ante una Corte de Florida y la audiencia en la que se leerá su condena por estos hechos fue programada para el próximo 19 de julio, según informó el departamento de Justicia.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.