Recorrido, etapas y perfiles del Tour de Francia 2019

04 Jul Recorrido, etapas y perfiles del Tour de Francia 2019

El Tour de Francia 2019 da comienzo en Bruselas el sábado 6 de julio. La capital belga acogerá los primeros metros de los de 3.480,3 kilómetros que llevarán al pelotón hasta la meta de los Campos Eliseos de París, a través de un recorrido sumamente montañoso, centrado en el Este y el Sur de Francia.

Los participantes en el Tour 2019 deberán hacer frente a cuatro llegadas en alto, cinco puertos fuera de categoría (Izoard, Galibier, Iseran, Tourmalet y Val Thorens, con los dos últimos como final de etapa), además de 13 de primera, 12 de segunda, 21 de tercera y 14 de cuarta. Además, se darán bonificaciones en montaña. A cambio, sólo 27,2 kilómetros de contrarreloj individual, y 27,6 por equipos.

Así pues, el Tour que conmemora el Centenario del Maillot Amarillo será una ronda gala básicamente para escaladores: Visita los Vosgos, los Alpes, los Pirineos y el Macizo Central, y elude las llanuras del centro y norte de Francia. Arranca, una vez más, el mayor espectáculo del ciclismo.

Etapa 1: Bruselas-Bruselas Sábado 6 de julio. Distancia: 192 km

La primera etapa del Tour 2019 sale de Bruselas como homenaje al 50 aniversario al primer triunfo de Eddy Merckx. Se trata de una etapa básicamente llana aunque los ciclistas deberán hacer frente nada menos que al Muro de Grammont o Kappelmur, calificado en el Tour de Francia como cota de tercera categoría. Tras él, otro muro icónico de las clásicas belgas, el Bosberg, en este caso de cuarta categoría. Ambos están situados, sin embargo, en el primer tercio de la etapa. La etapa pasa por Waterloo y Charleroi y regresará a Bruselas, donde probablemente asistiremos al primer sprint masivo.

Etapa 2: Bruselas-Bruselas. Domingo 7 de julio. Distancia: 27 km. Contrarreloj por equipos

La etapa se ha concebido buscando un récord de velocidad, establecido por el momento en 57,841 km/h por Oria-Greenedge en 2013. El recorrido parte del Palais-Royal y cruza Bruselas de norte a sur y viceversa a través de rectas largas y un escaso número de giros aunque el recorrido no es totalmente llano pues incluye tres repechos. La meta estará situada frente al Atomium, imagen icónica de la capital belga desde su construcción en 1958.

Etapa 3: Binche – Epernay. Lunes 8 de julio. Distancia: 215 km.

El Tour llega a Francia en una etapa con dos mitades diferenciadas: la primera totalmente llana y la segunda, de media montaña concentrada en los últimos 40 kilómetros. Un trazado que la hace peligrosa en caso de que el viento cree abanicos, pues el trazado final puede dificultar la caza y existe por tanto la posibilidad de que se creen diferencias significativas. De cualquier modo los últimos kilómetros son aptos para el ataque: En Mutigny el porcentaje alcanza el 12%

Etapa 4: Reims – Nancy. Martes 9 de julio. Distancia: 213.5 km.

Una etapa casi totalmente llana, de los que no hay muchas en este Tour, por lo que probablemente los equipos con velocistas tratarán de que no se les escape el control de la jornada. Una cota de cuarta categoría a 16 kilómetros de meta no parece obstáculo relevante si los equipos llevan en efecto la iniciativa.

Etapa 5: Saint-Die-Des-Vosges – Colmar. Miércoles 10 de julio. Distancia: 175,5 km

Jornada también de media montaña, pero en esta ocasión con las dificultades más repartidas en el recorrido. El pelotón se adentra en los Vosgos, la meta se sitúa al final de un tramo llano de 10 kilómetros, precedido de un descenso, pero el recorrido previo lo hace propicio a las intentonas y ataques. Puede preverse un sprint, pero seguramente no demasiado masivo.

Etapa 6: Mulhouse – La Planche Des Belles Filles. Jueves 11 de julio. Distancia: 160,5 km

La primera etapa de montaña, con la primera llegada en alto, llega en territorio alsaciano. Dos puertos de primera -uno de ellos el Ballon d’Alsace- dos de segunda y dos de tercera antes del ascenso final a La Planche des Belles Filles (1º), siete kilómetros de subida al 7,5%… con algunos tramos superiores al 20%.

Etapa 7: Belfort – Chalon-Sur-Saone. Viernes 12 de julio. 230 km.

Cambio completo de registro para volver al terreno de los velocistas. En esta ocasión los escasos repechos, no puntuables, están concentrados al inicio de la etapa, de modo que incluso una intentona en solitario o en grupo no lo tendrá fácil para mantenerse hasta el final.

Etapa 8: Mâcon – Saint-Étienne. Sábado 13 de julio. 200 km.

Una etapa de constantes altibajos, con nada menos que siete cotas puntuables. Se trata de cotas de segunda y tercera que conforman lo que tradicionalmente se suele llamar una etapa ‘rompepiernas’ y que, esta sí, parece territorio propicio a ataques y emboscadas, en busca de diferencias en la general o un triunfo parcial.

Etapa 9: Saint-Etienne – Brioude. Domingo 14 de julio de 2019. 170,5 km

Un trazado también ondulado pero no tanto como en la etapa anterior. El Mur d’Aurec-sur-Loire obligar a ascender 3,2 kilómetros al 11% -con un tramo al 19%-, pero está demasiado cerca de la salida como para marcar la etapa, sobre el papel. En los últimos 15 kilómetros, ascenso a puerto de tercera y meta situada tras 12 kilómetros de descenso.

Etapa 10: Saint-Flour – Albi. Lunes 15 de julio. 217,5 km

Una vez más las dificultades montañosas están concentradas al principio: un terreno por tanto propicio para intentar escapadas, pero dificultoso para mantener la ventaja hasta el final.

Etapa 11: Albi – Toulouse. Miércoles 17 de julio. 167 km

Después del primer día de descanso, una etapa para ‘rodarse’, con sólo dos cotas puntuables, de no demasiada entidad, y final tras breve descenso. Será jornada probablemente para ahorrar fuerzas antes de la gran montaña.

Etapa 12: Toulouse – Bagneres-De-Bigorre. Jueves, 18 de julio. 209,5 km

El pelotón llega a los Pirineos con una etapa exigente con el ‘agravante’ de no ser más que un avance: el Peyresourde y Hourquette d’Ancizan, casi inédita. Llegada en un punto clásico: Bagnères-de-Bigorre.

Etapa 13: Pau-Pau. Viernes 19 de julio. 27,2 kilómetros contrarreloj individual.

Con esta etapa se celebra la introducción del maillot amarillo en el Tour, en su centenario. No ofrece grandes dificultades y es la última oportunidad de quienes no son escaladores puros de hacerse con un ‘colchón’ antes de las jornadas pirenaicas.

Etapa 14: Tarbes – Tourmalet. Sábado 20 de julio. 117,5 km.

Primero el Soulor y luego el Tourmalet como escenario de una llegada en alto por encima de los 2.000 metros (tercera vez en la historia del Tour). A qué decir más. 117,5 kilómetros que en teoría permitirán que las fuerzas lleguen más o menos enteras.

Etapa 15: Limoux – Foix. Domingo 21 de julio. 185 km.

Segunda llegada en alto consecutiva, en el corazón de los Pirineos, aunque en esta ocasión ‘sólo’ en un puerto de primera: Foix-Prat d’Albis. Antes, dos de primera y para abrir boca, uno de segunda: Montségur, el escenario de la epopeya cátara.

Etapa 16. Nimes – Nimes. Martes 23 de julio. 177 km.

Después de otra jornada de descanso, una nueva etapa para volver a la actividad sin demasiadas exigencias. Etapa llana con alguna pequeña tachuela, y oportunidad para los velocistas que hayan sobrevivido a los Pirineos.

Etapa 17. Pont Du Gard – Gap. Miércoles 24 de julio. 200 km.

La organización da algo de tregua al pelotón en esta jornada de aproximación a los Alpes. Ascenso prolongado, pero suavemente repartido a lo largo de 200 kilómetros. Un puerto de cuarta y uno de tercera para empezar.

Etapa 18. Embrun – Valloire. Jueves 25 de julio. 208 km.

Primero el Col de Vars, luego el Izoard y después el Galibier. La meta no está en su cima, a 2.642 metros, pero sí tras su descenso lo que también lo convierte en decisivo, como casi siempre.

Etapa 19: Saint-Jean-De-Maurienne – Tignes. Viernes 26. 126,5 km.

Nueva etapa corta para, teóricamente, favorecer la agresividad. El escenario para ello son dos puertos de tercera, uno de segunda, el ‘Hors categorie’ del Iseran y la llegada en alto de Tignes, tras una subida de primera.

Etapa 20: Albertville – Val Thorens. Sábado, 27 de julio de 2019. 130 km.

Último final en alto del Tour 2019, con la estación de esquí más alta de Europa como escenario. Con salida en la ciudad olímpica de Albertville, el pelotón abordará la prolongada subida de Roselend , la de Longefoy y luego un interminable ascenso hasta Val Thorens. Fuera de categoría, claro.

Etapa 21: Rambouillet – París Campos Elíseos. Domingo, 28 de julio de 2019. 128 km.

Desfile final en busca del triunfo al sprint más prestigioso del ciclismo, aunque probablemente no estén en el pelotón muchos de los que mejor podrían disputarlo. Aunque aguantar el Tour hasta el final también ‘califica’.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.