El diálogo del militar Gamboa con su familia antes de tragedia aérea

13 Ago El diálogo del militar Gamboa con su familia antes de tragedia aérea

Tía de Sebastián Gamboa recordó al joven, cuyos restos serán llevados a Agua de Dios, Cundinamarca.

Johanna Gamboa fue una de las últimas personas que dialogó vía WhatApp con su sobrino, Sebastián Gamboa Ricaurte, el suboficial de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), quien murió el domingo 11 de agosto en un show de acrobacia cuando ondeaba la bandera de Colombia.

El lamentable hecho fue en el aeropuerto Olaya Herrera, en Medellín (Antioquia), donde también falleció su compañero Jesús Lacides Mosquera, técnico subjefe.

La tía del militar, de 26 años, oriundo de Agua de Díos, Cundinamarca, le escribió el domingo para saber cómo estaba y a qué se dedicaba.

Yo le escribí de mi celular a las 2:47 minutos de la tarde y, según las noticias, el percance sucedió a las 3:17 p. m.; es decir, unos 20 minutos después», dijo Johanna, quien realiza las diligencias para recibir este martes en Agua de Dios el cuerpo del militar, que será sepultado el miércoles.

– «Hola mi chino, ¿cómo estás?», le dijo Johanna.

Sebastián respondió: «bien, tía».

Luego le envió fotos con el uniforme puesto por lo que, al verlas, ella le escribió: «tan lindo mi sobrino».

Johanna tiene en su celular muchas fotos de la vida de su sobrino, pues siempre las enviaba «para que sus padres y toda la familia conociéramos su valentía y viéramos lo que hacía en la Fuerza Aérea».

En Agua de Dios, un municipio de la provincia del Alto Magdalena ubicado a más de 2 horas de Bogotá, muchos afirman que Sebastián amaba su profesión «pues a diario hablaba de la Fuerza Aérea y lucía con orgullo el uniforme».

Gamboa, soltero y sin hijos, fue un alumno destacado del colegio departamental Miguel Núñez donde obtuvo el cartón a los 15 años y luego pasó a la Fuerza Aérea donde ingresó con facilidad «pues era muy pilo, inteligente, creativo y con muchas ganas de ser alguien en la vida».

Su tía Johanna recuerda que, debido a la situación económica de sus padres, dio la pelea por un crédito en el Icetex y con esa ayuda se hizo suboficial de la FAC en el grado de técnico cuarto. Lo describió como un joven responsable y cumplido «pues pagó el crédito del Icetex con sus ingresos de militar».

La última vez que visitó su tierra fue a mediados de julio pasado y lo hizo al culminar un curso de paracaidismo en Melgar. Su intención fue visitar a sus padres pero al día siguiente regresó a su trabajo en Medellín.

Sus padres, Jairo Gamboa y María Ebeth Ricaurte, son personas humildes que viven en su casa de la vereda Ibáñez, en Agua de Dios, donde salen adelante con la cría de gallinas y cerdos.

Las investigaciones del caso están en manos de la Fiscalía y especialistas de la FAC, pero se conoció que un “agente externo” habría sido causante de la ruptura de la cuerda, de la cual los dos hombres se precipitaron

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.