Corte establece cuándo se puede limitar libertad de expresión en redes

12 Sep Corte establece cuándo se puede limitar libertad de expresión en redes

Aseguró que los jueces no pueden intervenir en todos los casos y se debe medir la gravedad.

Al estudiar cuatro tutelas de personas que afirmaron verse afectadas por publicaciones que se hicieron en su contra en redes sociales, la Corte Constitucional tomó una decisión clave para establecer cuáles son los límites de la libertad de expresión en estos espacios virtuales y en qué casos un juez pude intervenir o no.

Estas tutelas fueron por las que precisamente la Corte hizo una audiencia pública en febrero pasado y en la que incluso citó a los representantes de Facebook y Youtube para conocer su opinión al respecto.

Al estudiar las tutelas, la Corte determinó que en el primer caso en el que una empresa de muebles en Caquetá aseguraba estar afectada por las declaraciones de un particular que señalaba en un blog que su empres estafaba a los clientes, hay una carencia de objeto. Esto significa que la protección de los derechos de la empresa que dice estar afectada ya se había superado y por lo tanto, no existía la necesidad de intervenir.

Según la Corte, en estos casos cuando una empresa se ve afectada por las opiniones de los usuarios que compran sus productos, esa empresa tiene canales para contradecir lo que están diciendo, disputa que no tiene por qué siempre ser resuelta por medio de un juez.

La Corte también estudió la tutela de una mujer que presentó este recurso contra otras dos personas porque el 11 de septiembre del 2017 una de ellas publicó una imagen tipo collage en la que la señala como estafadora. También estudió la tutela que presentó el administrador de un edificio contra una mujer que lo señalaba en Facebook como un ladrón.

En esos dos casos la Corte encontró que las tutelas eran improcedentes porque no tenían una relevancia constitucional, es decir, porque si bien había una disputa entre ciudadanos en redes sociales, la afectación de lo dicho en esos mensajes no era tan grande como para que un juez interviniera.

Para estos casos la Corte precisó que no en todas situaciones debe existir una intervención de los jueces y no todos los insultos y mensajes que se dan los usuarios de las redes sociales pueden ser llevados a la justicia.

«Esto es muy importante porque eso significa que la Corte se ha decantado porque no hay que judicializar todas las relaciones de malos tratos entre los ciudadanos, y que existen unas cargas para los ciudadanos en el sentido de que están interactuando en una red que tiene simetría», explicó el magistrado José Reyes Cuartas, ponente de las decisiones.

«No hay que judicializar todas las relaciones de malos tratos entre los ciudadanos»

En cambio, en la cuarta tutela que estudió la Corte, el alto tribunal sí decidió pronunciarse a favor del ciudadano afectado. Este es el caso de un exintegrante de Sayco y un músico. La Corte protegió los derechos del exdirectivo de Sayco porque en su contra se difundieron varios videos y mensajes en Youtube y Facebook en las que se lo tacha como «ratero, mafioso y corrupto».

«En ese caso la Corte encontró que sí era relevante y sí ameritaba su protección a los derechos al bueno nombre y honra. Concedió la tutela y ordenó que el accionado en tres meses retire de su cuenta personal de Facebook y de las cuentas de Youtube los mensaje que había publicado en estas redes sociales en contra del que puso la tutela, en donde lo tacha de ratero, mafioso y corrupto, que eran ofensivos y vulneraban su derecho a la honra y el buen nombre», explicó la magistrada Gloria Ortiz, presidenta de la Corte Constitucional.

La razón por la que la Corte consideró que en este caso sí se debía limitar el derecho a la libertad de expresión es porque los mensajes en contra del ciudadano afectado se dieron por un periodo de siete años. Esa reiteración de las afectaciones, dice la Corte, vulneraron el derecho a la dignidad del ciudadano que presentó la tutela.

“La Corte entiende a que existe un derecho a vivir sin humillaciones y afectaciones, y que la reiteración de ese comportamiento (los mensajes publicados en su contra) exige que el juez constitucional actúe», dijo Reyes Cuartas.

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.